Es recomendable cambiar el aceite de la transmisión y de los diferenciales al mismo tiempo.

 

Para las personas que no realizan los mantenimientos programados de sus vehículos en concesionarios, el cambio del aceite de la caja de cambios es una tarea casi desconocida que, por ese motivo, o no se lleva a cabo o se realiza en plazos inadecuados. Como en el caso del motor, el reemplazo periódico del lubricante de la transmisión es fundamental para asegurar su correcto funcionamiento y garantizar que sus componentes internos (piñones, sincronizados, rulimanes, etc.) tengan una vida útil extendida. En nuestro medio el aceite de la caja de cambios debe cambiarse entre 30000 y 40000 kilómetros, pues a partir de ese punto empieza a degradarse por todas las partículas que se han desprendido de las piezas en constante fricción.

Entonces, el lubricante contaminado lleva los fragmentos metálicos a los engranajes, causando averías que pueden ir desde ruidos hasta dificultades para realizar los cambios de marchas. En el caso de las cajas automáticas, el cambio también debe hacerse en el kilometraje antes mencionado. No obstante, en este caso se debe ser más riguroso con el cumplimiento del plazo porque, a diferencia de las cajas manuales, las automáticas trabajan a altas temperaturas, y ese es otro factor para la degradación del lubricante. Además, con el canbio de aceite, también debe reemplazarse el filtro del aceite de la caja, que se encarga de recoger las impurezas que se desprenden en el proceso de lubricación. Si el cambio se aplaza respecto del kilometraje indicado, el vehículo puede presentar problemas tales como un alargamiento en el rango normal de cambio de marchas y, a la larga, daños severos y costosos en la transmisión. Al respecto, se recuerda la importancia de que los usuarios lean detenidamente el manual del vehículo y se familiaricen con los plazos recomendados para el cambio del lubricante. Allí también se especifica el tipo de aceite a utilizarse. Realizar el cambio con un aceite diferente al recomendado puede generar un funcionamiento anormal de la caja y un desgaste prematuro de los componentes. En el caso de los vehículos de tracción trasera como las camionetas y los todoterreno, es necesario cambiar también el aceite de los diferenciales o coronas y de la caja reductora o de transferencia (modelos 4×4). La recomendación es reemplazar el aceite de todos esos componentes de manera simultánea, para que el propietario pueda llevar un registro más preciso de los plazos de sustitución del lubricante.

cambios aceite

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar